Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información

 

 

Seducir: estrategias para seducir, conquistar y enamorar

-???-


Controlar la relación de pareja

Leyes, reglas y consejos > RELACION DE PAREJA

A las mujeres les encanta controlar las relaciones de pareja.

Y demasiados chicos les entregan el control, dejando que su deseo sexual se interponga.

Las mujeres nos controlan con el sexo. Es hora de que aprendas a seducir sin que las mujeres te controlen.


Controlar la relación de pareja

Ellas nos pueden catapultar a instante a una lujuria instantánea y al mismo tiempo a tener un gran miedo por su rechazo. La sola idea de poseer un cuerpo firme y maduro puede tiranizar nuestros pensamientos, lo que nos deja sudorosos, jadeantes y fuera de control. Y la promesa de sexo puede hacernos pasar a través todos los aros imaginables puestos por las hembras.

No es una buena situación. Como hombres, tenemos que aprender a cambiar las tornas en este tipo de dominación femenina para recuperar la ventaja en nuestra interacción con el sexo opuesto. Entonces, ¿cómo lo logramos? Aquí hay algunas maneras de coger de nuevo el timón en tu vida amorosa.

1. No estés desesperado

La desesperación apesta y las mujeres pueden olfatear la inseguridad. Así que incluso si eres es el hermano más guapo de Brad Pitt, todavía tienes que mostrar toneladas de confianza si quieres atraer a las damas. Esto no significa tener arrogancia o actuar como un idiota egoísta. Significa vivir seguro de tu ser masculino con una creencia sólida en tu propia valía como hombre deseable.

Los chicos desesperados siempre están buscando la aprobación de las mujeres - el pago de la atención femenina sería complacer a todos sus deseos - actuando como si una mujer les estuviera haciendo un favor incluso al hablar con ellos. Están desesperados por el sexo y aterrorizados por el rechazo. Estos chicos se mantienen al margen con la esperanza de llamar la atención a las mujeres disponibles.

En lugar de pedir a las mujeres lo que quieren, les dan sus tarjetas de visita y luego esperan una llamada de teléfono que nunca suena (ni sonará). Se ven a sí mismos como explotados por las mujeres. En otras palabras, actúan como felpudos, no hombres. ¿El resultado? Las mujeres les pierden todo el respeto y pasan de ellos, o simplemente se aprovechan.

Las mujeres aman a los hombres seguros. Así que incluso si te sientes por dentro temblar como una gelatina, actúa con confianza ante el sexo opuesto. Ten un plan para tu vida. Ten una dirección y un objetivo. Haz ejercicio, come bien. Siéntete bien contigo mismo. Se proactivo en tus relaciones con las mujeres. Todo esto se mostrará en tu lenguaje corporal y las mujeres lo reconocerán al instante.




Controlar la relación de pareja

2. No más juegos

Jugar a ser difíciles de conseguir, no devolver las llamadas telefónicas, ver a través de cuántos aros pueden hacer saltar a un chico… a las mujeres les encantan estos juegos. Estas manipulaciones dan autonomía a una mujer. Ellas saben instintivamente cómo mantener a los hombres haciéndoles perder el equilibrio y la forma de hacer que regresen jadeando por más. Cada juego que hace una mujer es un examen en su mente con el que te está probando para ver lo que vales (en otras palabras, lo mucho que puede salirse con la suya), lo desesperado que estás por el sexo y tu eficacia de salir con vida de estas pruebas (cuanto más toleras sus pruebas, más perdedor eres).

Así que si deseas conseguir la ventaja, lo que no tienes que hacer es seguir sus juegos. Si se hace de rogar, entonces dile que no tienes tiempo para ella y que ha sido un placer conocerla. Si no te devuelve tu llamada, deja de llamarla. La mayoría de los chicos hacen lo contrario: cuando una mujer hace ver que ella misma no está disponible, se duplicará o triplicará el esfuerzo de su búsqueda. La llaman a 10 veces al día. Le envían flores. Se presentan en su lugar de trabajo. Son un juguete en manos de una mujer y entregan todo el control de la relación. No hagas esto.

3. Mantenlo en tus pantalones

Las mujeres saben que pueden controlar a los hombres con el sexo. Saben que la mayoría de los hombres harán cualquier cosa incluso por una oportunidad de echar un polvo. Así que si quieres las de ganar, tienes que ser el amo de tu sexo. Tan pronto como necesitas una mujer, has entregado todo tu control. Pero si cambias tu actitud de querer sexo, entonces has dado un paso vital hacia la libertad.

Así que no saltes inmediatamente cuando ella te ofrezca sexo. Si ella comienza a usar juegos de manipulación, si actúas como te pide tu cuerpo, te volverá loco. Si ella sabe que te tiene cogido por las pelotas, todo ha terminado, amigo.

4. No estar a su entera disposición

Las mujeres aman los desafíos, tan pronto como se enteran de que no pueden tener algo, quieren 100 veces más. Es lo básico de su psicología. Así que en el inicio de una nueva relación, sé un poco distante.

Usa una página de su libro de jugarretas y no devuelvas todas sus llamadas. Estás ocupado. No estarás disponible cada fin de semana (y no ofrezcas explicaciones sobre tus planes). Mantenla preguntándose si realmente quieres estar con ella. Haz que trabaje por ti, esto mantendrá el equilibrio de poder en tus manos.

5. Desarrolla una nueva actitud

Poner a las mujeres en un pedestal puede ser muy bueno para ellas, pero será un suicidio para los chicos. Una gran cantidad de hombres actúan así cuando una mujer les está haciendo un favor al salir con ellos, como si ella fuera un gran premio que tienen que demostrar que son dignos de alcanzar. En otras palabras, las mujeres tienen lo que quieren de los hombres y los hombres tienen que trabajar duro para conseguirlo. Esto es sólo otro caso de entregar todo el poder a las mujeres. Así que dale la vuelta a esto, cambia tu actitud básica. Tu eres el premio, no ella.

6. Ten una copia de seguridad

Las mujeres aman a salirse con la suya. Hacen berrinches, lloran, manipulan los hombres con el chantaje sexual. Esto no debe ser tolerado, por lo que a la primera señal de cualquier intento grave de manipulación de una mujer, estate preparado para irte. Si flojeas y eres cobarde; si transiges, estás condenado. Ella está mirando por su control y no puede permitirse el lujo de dártelo. Al inicio de una nueva relación, es bueno tener una mujer de reserva, por si antes de llegar a estar demasiado involucrada tu nueva novia se enfurece. De esta manera, es fácil mandarla a paseo con el conocimiento de que tienes un lugar a donde ir.

7. Se impresionante en la cama

A diferencia de los hombres, las mujeres pueden dejar establecido en cualquier momento que desean, simplemente diciéndolo. Pero las mujeres son mucho más selectivas sobre sus opciones sexuales que los hombres y también están buscando una buena pareja para un buen sexo. Para mantener la ventaja, tienes que asegurarte de ser un campeón entre las sábanas. La mayoría de los chicos son tan promedio en las relaciones sexuales que si sabes cómo complacerla bien, no va a querer perderte. Esto te da un excelente control.

Mantente alerta

A las mujeres les encanta controlar las relaciones. Y demasiados chicos son cobardes y entregan todo su poder, dejando que su deseo sexual se interponga en el camino de cualquier sentido común. Pero no tiene que ser así, siempre y cuando nosotros, los chicos, hagamos el esfuerzo para cambiar el equilibrio de este poder, para recuperar la ventaja. En última instancia, una relación no debe basarse en el control, sino en la asociación; una lección que las mujeres sólo van a aprender si tienes la sartén por el mango y se lo enseñas.



.


-???- | -???-